04 2Da inicio el Primer Centro Catecumenal en la Ciudad de Morelia

El Catecumenado es el itinerario catequético-litúrgico-espiritual más antiguo en la historia de la Iglesia. Mediante su estructura, las primitivas comunidades cristianas cumplieron el mandato de “id y hacer discípulos a las naciones”(Mt 28,19), mediante sus cuatro etapas: las celebraciones, los escrutinios, las entregas y toda la metodología que lo arropa y lo hacia idóneo para engendrar nuevos cristianos en el seno de la Iglesia.

Al paso del tiempo, esta experiencia desapareció pues ya no respondía a las exigencias que la sociedad, en su mayoría cristiana, necesitaba; así, durante varios siglos, se guardo y quedó reducida a un capítulo más en la historia de la Iglesia. Es hasta el Concilio Vaticano II cuando la Iglesia ve la necesidad de restaurarlo, con toda su riqueza y en cada uno de sus elementos(SC 64). La razón de este mandato se debe a que la Iglesia ya vislumbraba la paganización de la sociedad a la que una Catequesis de memorización ya no le permitía permear en la vida de los catequizando.

Es por ello que en nuestra Iglesia diocesana, ante el creciente número de adultos que no han recibido la Iniciación Cristiana y la necesidad de responder a ello con una estructura adecuada, ha decidido, a través de la Dimensión de Catequesis y Evangelización, restaurar la experiencia del Catecumenado.

Así, con sede en la Parroquia de Nuestra Señora de Fátima, dio inicio la experiencia del Catecumenado con la participación de 7 catecúmenos que han decidido comenzar este itinerario de fe con el fin no sólo de recibir los Sacramentos o de aprenderse verdades de fe, sino iniciarse en la vida cristiana, en cuanto la vida moral, la experiencia de la comunidad, la vida de oración y el compromiso misionero que cada cristiano debe tener.

Encomendamos el camino de estos siete hombres y mujeres para que esta experiencia sea un verdadero oasis de la gracia de Dios en sus vidas, recibida mediante la catequesis, la oración y los Sacramentos.