04 2

P. Otoniel Ochoa Nieto, Coordinador del Sedec

Un saludo afectuoso para todos nuestros lectores en este hermoso tiempo de la Pascua. Daremos comienzo a una serie de artículos destinados a la reflexión del testimonio y su inminente necesidad para la Nueva Evangelización. Lo abordaremos desde su transversalidad en la Sagrada Escritura, el Magisterio y en su misma naturaleza.

Pablo VI dice que el “hombre moderno escucha más a los testigos que a los maestros y, si escucha a los maestros es porque son testigos”(EN 41). En efecto, en todas las áreas de la sociedad las personas se sienten más atraídas hacia quienes son coherentes entre lo que anuncian y lo que viven. Si esto es un requisito para el ámbito político, económico, etc., es una urgencia para quienes evangelizamos y especialmente para quienes ostentamos el ministerio de la Catequesis.

Hoy en día este ministerio requiere de hombres y mujeres que sean testigos del amor y de la misericordia de Dios más que de maestros que sólo transmitan las verdades de fe sin que éstas modifiquen su vida. El objetivo primordial de la Catequesis es el encuentro personal con Cristo no la mera y escueta transmisión de conocimientos; para que esto ocurra es necesario que el catequista en su propia vida haya tenido una experiencia de fe que le permita llevar una relación personal con Jesús el Señor.

Por esta razón, el tema del testimonio va de la mano con el de la Nueva Evangelización, pues no es posible hacer creíble el mensaje a las generaciones actuales si no se vive, por eso la sociedad tiene derecho en reclamar el testimonio de los creyentes y especialmente de los evangelizadores.

Es además un tema recurrente y transversal en la Escritura. Desde el Génesis hasta el Apocalipsis, Dios mismo da testimonio de Sí al pueblo de Israel; Jesús es el testigo por excelencia, su testimonio es la entrega de su vida en la Cruz y sus llagas son garante de ello. La Iglesia Primitiva crece y se esparce gracias al testimonio de los primeros cristianos. Los invito, pues, a ir de la mano durante estos números para abordar el amplio universo de “dar testimonio”.