corona

P. Otoniel Ochoa Nieto*

Saludos cordiales a nuestros queridos lectores de catequizando hoy. Recordando la estrecha y necesaria relación entre la catequesis y la liturgia, para este número les ofrecemos algunos tips para catequizar sobre este tiempo litúrgico.

Comenzamos recordando que el Adviento esta presente como tiempo litúrgico desde finales del siglo VI, las cuatro semanas anteriores al Nacimiento de Jesús, el 25 de diciembre, y contiene cuatro domingos. Principalmente celebramos la triple venida del Señor: Cuando nació de la Virgen María, las venidas que continuamente hace en nuestras vidas cada día y su venida definitiva al final de los tiempos. Por esto se puede hablar con toda propiedad de una triple venida del Señor. El Señor vino, viene y vendrá a nosotros.

A continuación presentamos algunos elementos catequéticos que podemos seguir con el fin de abordar este tiempo en la catequesis:

La corona de adviento: Siendo de tradición nórdica se ha introducido en la liturgia romana y en la vivencia de los hogares. Consiste en una corona de ramas verdes, con cuatro velas, tres moradas y una rosa por el domingo del Gaudete (tercer domingo). En el hogar o en la sesión de catequesis se puede ir encendiendo una vela al inicio con una oración simbolizando el paso del tiempo en la espera de la venida del Señor y de la celebración del nacimiento de Jesús.

Murales del Adviento: el sentido del adviento puede sintetizar en forma de lemas generales de este tiempo litúrgico. Por ejemplo: Adviento: espera del Señor, Adviento: venida del Señor; Adviento: Jesús viene a nosotros; Adviento: esperamos a Jesús; Adviento: esperamos al Señor; Adviento: esperanza en Jesus.

La Utilización de lemas es un buen sistema pedagógico para sintetizar el mensaje, hacerlo más significativo y dar una coloración diferente a los diversos tiempos. También cada uno de los domingos o sábados anteriores puede tener su lema, de cara a la confección de murales y para sintetizar la vivencia. Puede haber un dibujo central unificador y unos dibujos y lemas para cada domingo.

Calendario de adviento. Otro recurso propio de este tiempo que consiste en un calendario que contiene tantas casillas numeradas como días tiene el tiempo de Adviento. En cada casilla cerrada hay alguna frase escrita (una palabra de Jesús, una obra buena a hacer, etc.) o algún pequeño regalo. De este modo se mantiene la atención de los pequeños en la espera de la Navidad.

*Coordinador de la Comisión Diocesana de Pastoral Litúrtgica.